Birus berri on! ¡Feliz virus nuevo! Happy new virus!

Urte berri on 2017No os hagáis ilusiones, no voy a sorprenderos con un relato postapocalíptico en el que un felino portador extiende el virus del fin de la humanidad. Lo de meter el concepto vírico ha sido más bien un acto de periodismo rosa: desde Nochebuena un ejército de microorganismos con muy mala hostia me han mantenido por encima de los 101 grados Fahrenheit. Temperatura insuficiente para que el papel comience a arder, pero lo suficientemente alta para impedir a mis neuronas plantearse el ejercicio de la escritura.

Farenheit 101: la temperatura a la que las ideas se reducen a ceniza.

Llevaba unos días trabajando en una historia muy navideña (a mi manera). Va sobre una mosca. Creo que os iba a gustar. Pero, entre dolores, náuseas, fiebre, tos y secreciones desagradables, he sido incapaz de darle cierre.

De modo que para el inicio del 2018 añado a la lista de propósitos el de terminar ese relato. Este objetivo se une a los anteriormente establecidos, tales como la conquista del mundo literario y la auto publicación de un libro de relatos del que os hablaré muy pronto. Estará compuesto por algunas historias que conocéis muy bien y otras inéditas.

Mientras os pegáis una Nochevieja antológica yo me quedaré aquí, con el gato negro, ultimando proyectos, recuperando fuerzas y rumiando nuevas historias para que os caguéis por la pata en 2018.

Disfrutad del fin (y del principio).

Urte berri on. Feliz 2018.

P.D. Y no olvidéis que el uso de petardos y demás pirotecnia es señal de varias carencias (de sensibilidad, por ejemplo). Por favor, no hagáis caso al anuncio de la famosa bebida de cola que dice que el hecho de no respetar el espacio personal de los demás es algo bueno y molón que define positivamente a la gente de cierto país… No lo es. No invadáis los tímpanos y la calma y quietud ajenas. Gracias.

 

La caricia del gato negro

37 comments

  1. Hola, feliz año nuevo Andoni. Espero ya te sientas mucho mejor, se que te encontrabas mal al momento de escribir esta entrada pero discúlpame por sonreír al leer una alusión a Farenheit 451 y la historia de un gato que expande un virus (que no es mala idea para un relato y a propósito ese gato negro es precioso) Esperaré tranquilamente a ver con que nos sorprendes este nuevo año y estoy totalmente de acuerdo contigo respecto a no hacer caso a esa bebida cola que invita a invadir el espacio personal, irónicamente yo soy de ese país y no me identifica para nada, tiemblo al pensar que la gente tome represalias y nos veamos invadidos por personas que hagan caso omiso de la ley perimetral y te abracen de todos modos (el cielo no lo permita XDD). Besos y nos leemos 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias amiga. Celebro que hayas captado la alusión a Farenheit 451 😉
      Y celebro también que seas de las mías (una persona respetuosa con el espacio personal propio y ajeno). Obviamente no es un asunto de nacionalidades sino de educación.
      Besos y, por supuesto, nos seguimos leyendo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Me alegro tantísimo de haber llegado aquí. Eres mi tipo de escritor definitivamente. “Tales como la conquista del mundo literario y la auto publicación de un libro de relatos del que os hablaré muy pronto.” Estaré muy pendiente. Feliz año nuevo Andoni y que te mejores para que puedas ponerte a lo tuyo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Llego con cinco meses de retraso… Tu comentario se había quedado en el limbo y haciendo un barrido acabo de ver que estaba sin aprobar. Muchas gracias por tus buenos deseos. Aquí sigo resistiendo para que las ideas sigan sin reducirse a cenizas.
      Un abrazo y mis disculpas por tardar tanto en contestar, Silvia.

      Me gusta

  3. Ay, amigo felino… esos virus de los que hablas también se han colado en mi fábrica de Jarabe. Así que yo también tengo al ejército de luciérnagas escribas a media asta y con el culo fundido. Pero bueno, como dicen las malas lenguas: cuando algo empieza mal, sólo puede ir a mejor. 🙂
    ¡Feliz año nuevo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Parece que esos seres se cuelan por las rendijas de la inspiración literaria…
      Así es Jesús, cuando algo empieza fatal, ya sólo puede mejorar. Así que a recuperarse y después, mejoremoslo 😉
      Ún abrazo, pronta recuperación y feliz año, amigo!

      Le gusta a 1 persona

  4. ¡Feliz año nuevo… jajaja! siempre he sido impuntual, pero creo que esta vez me he pasado demasiado. No sé si desearte feliz 2018 o ya desearte un venturoso 2019, después de todo estamos más cerca del principio del 19 que del principio del 18, jajaja.
    Y supongo que los virus se habrán ido, habrán vuelto y otra vez fuera… y así sucesivamente, como la vida que va y viene, y viene y va…
    Besos, Andoni, ¡feliz verano!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.